sábado, 6 de septiembre de 2008

San Felipe de Jesús en Japón


Super fiesta 400
400 años de amistad entre México y Japón

Num.4


” San Felipe de Jesús en Japón “


Por Tokiyo Tanaka

San Felipe de Jesús se convirtió en santo por ser mártir. Me parece que el significado cristiano de convertirse en un santo es vivir la vida eterna en vez de la terrenal temporal. Es posible pensar que por ello, los mártires aceptaban su muerte con alegría, por que la muerte ya no era un temor para ellos. En la creencia de Japón no existe el concepto de santos religiosos, pero hay una creencia semejante de convertirse en un ser humano de una existencia eterna como un santo. Uno de ellos es Michizane Sugawara quien fue santificado como “TENJIN-SAMA” que significa “el señor dios”.

Michizane Sugawara era un noble de rango mediano en la época de HEIAN(794-1192). Este brillante cortesano fue expulsado a la lejana isla de KYUSYU, el cual se encuentra en el sur de Japón, por la poderosa familia noble FUJIWARA. Él murió ahí descontento. La creencia japonesa dice que una muerte injusta se transforma en un alma descontenta y maligno para hacer daño mortal a la familia FUJIWARA. Esta familia horrorizada por la fuerza sobre natural de esta alma maligna, mandó a construir los santuarios para calmar el alma descontento y para adorarlo como un dios. Al parecer, este acontecimiento tiene semejanza al santo cristiano.

Ambos casos fueron santificados a través de su muerte trágica. Sin embargo, la santificación del santo Francisco Javier fue muy pacífica. Él era un misionero jesuita originario del reino de Navarra, al norte de España situado en la región basca. En el año 1534, participó en la fundación del orden jesuita cuando estudiaba en París. Inmediatamente se dirigió a la India como misionero y allí en el año de 1547 se encontró con un japonés YAJIROO. Al enterarse de que ningún orden cristiano entró a Japón, decidió ir con él a Japón. Durante los años 1549 a 1551 él pudo convertir a los numerosos japoneses en cristianos. Ellos conservaban su religión cristiana secretamente a lo largo de la época del EDO que prohibía estrictamente esta religión con la pena de muerte. Luego, el misionero Francisco Javier fue a China y se murió por la enfermedad. Después de esto fue santificado por su gran acontecimiento religioso.

Me impresiona la gran diferencia entre San Francisco Javier y San Felipe de Jesús, en cuanto a la vida y la manera de convertirse en un santo. Esta diferencia se puede encontrar por la política que les tocó vivir en Japón a cada uno de ellos. San Francisco Javier vivía allí en la época de Nobunaga Oda quien favorecía a las culturas occidentales y su religión. En cambio, a San Felipe de Jesús le tocó la época de Hideyoshi Toyotomi quien puso la ley de la expulsión cristiana. Nadie puede escoger la época para vivir al igual que nadie puede escoger a sus padres.